Inicio > Historia de la Tomatina

Historia de la Tomatina

Todo comenzó el último miércoles de agosto del año 1945, cuando unos jóvenes pasaban el rato en la Plaza del Pueblo para presenciar el desfile de gigantes y cabezudos y otros actos de la fiesta. Los chicos decidieron hacerse un hueco dentro de la comitiva de un desfile con músicos, gigantes y cabezudos. El ímpetu de los jóvenes hizo que cayera un participante que, preso de la ira, empezó a golpear todo lo que encontraba a su paso. Por un capricho del destino, allí había un puesto de verduras que fue pasto de la multitud enfurecida: la gente empezó a tirarse tomates de unos a otros hasta que las fuerzas del orden público pusieron fin a aquella batalla vegetal.

Al año siguiente, los jóvenes repitieron el altercado de forma voluntaria y llevaron los tomates de su casa. Aunque la policía disolvió en sucesivos años la reciente tradición, los chicos, sin saber nada, habían hecho historia. La Tomatina fue prohibida a principios de los 50, cosa que no disuadió a sus participantes que llegaron a ser, incluso, detenidos. Pero el pueblo habló y la fiesta volvió a permitirse, uniéndose más participantes y tornándose cada vez más frenética.

origen de la tomatina

La fiesta fue, de nuevo, cancelada hasta 1957, cuando, en señal de protesta, se celebró e entierro del tomate: una manifestación en la que los vecinos portaron un ataúd con un gran tomate dentro. El desfile se acompañó con una banda de música que interpretaba marchas fúnebres y su éxito fue total. Finalmente se permitió la Tomatina y se instauró la fiesta de forma oficial.

La fiesta comenzó a ser popular en el resto de España gracias al reportaje de Javier Basilio, emitido en el programa de Televisión Española Informe semanal en 1983.

Desde entonces, año a año crece el número de participantes y el entusiasmo por La Tomatina. El éxito ha llevado a que La Tomatina de Buñol fuera declarada en 2002 Fiesta de Interés Turístico Internacional por la Secretaría General de Turismo.

Debido a la gran afluencia de público y para garantizar la seguridad de los asistentes, desde el año 2013 el acceso al recinto de la Tomatina está restringido, por lo que para disfrutar de la fiesta es necesario adquirir una entrada. Desde entonces ticketstomatina.com es tour operador oficial de la Tomatina.

Las reglas de la Tomatina

  • No entres botellas ni objetos duros; puedes producir accidentes y daños a tus compañeros de batalla.
  • No rompas ni lances camisetas, ni las tuyas, ni las de los demás.
  • Aplasta los tomates antes de lanzarlos; el golpe será menos contundente.
  • Mantén una distancia prudencial con los camiones.
  • Deja de lanzar tomates cuando oigas el disparo de la segunda carcasa.
  • Sigue las indicaciones del personal de seguridad.

Consejos prácticos:

  • Lleva ropa vieja o que no vuelvas a usar más; lo más probable es que acabe para tirar. Lo ideal: camiseta blanca.
  • Elige zapatillas cerradas que luego puedas desechar pero que se mantengan en tus pies; es preferible a las chanchas, que puedes perder en la batalla del tomate.
  • Las gafas de bucear son un accesorio clave . El ácido del tomate pica mucho en los ojos, pero limpia la piel que da gusto.
  • Si quieres hacer fotos, utiliza una cámara resistente al agua y a las caídas, o equípala con una funda protectora.
  • Si no eres de Buñol y tienes que hacer noche, no olvides buscar alojamiento con bastante antelación.
  • ¡Llega pronto! A las 7.00 se cierran el acceso en coche al casco urbano y solo se puede entrar andando.
  • Sigue las indicaciones de seguridad y guardar la distancia adecuada con los camiones.
  • No te pierdas el palo-jabón: un poste untado en jabón y del que cuelga un jamón. El que consigue llegar a él, se lo queda.
  • Y, por supuesto, disfruta al máximo. Libera endorfinas lanzando tomates en una batalla campal.
 
Patrocinadores
     
 Agencia de viajes registrada en Turismo con nº: CV-m1989-V
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y con fines estadísticos. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más Información